CÁNCER DE PÁNCREAS 



El Cáncer de páncreas o cáncer pancreático es un tumor de alta mortalidad que se origina en la glándula pancreática. 


Incidencia y tipo de tumor 

En 2010, alrededor de 43.000 personas se diagnosticaron de esta enfermedad en los Estados Unidos. Cada año se diagnostican más de 60.000 en Europa. Aunque depende de la extensión del tumor en el momento del diagnóstico, el pronóstico es generalmente muy malo ya que pocos enfermos sobreviven más de cinco años después del diagnóstico y la remisión completa es extremadamente rara. El porcentaje de mortalidad es de alrededor del 98%. 

Cerca del 95% de los tumores pancreáticos son adenocarcinomas. El 5% restante son tumores neuroendocrinos pancreáticos como el insulinoma, que tienen un diagnóstico y tratamiento completamente diferente, con un mejor pronóstico generalmente. 

Etiología 

Todavía se desconoce la etiología y el mecanismo de carcinogénesis pancreática. Se cree que el proceso se inicia por una alteración de las células de los conductos pancreáticos. Los carcinógenos alcanzarían estas células provocando su transformación maligna por tres posibles vías de acceso:

Factores de riesgo 

Los principales factores de riesgo conocidos del Cáncer de páncreas son: 

Tabaco 

Es el principal factor de riesgo conocido para padecer Cáncer de páncreas. El riesgo de los consumidores de tabaco (fumadores) es cuatro veces superior a los no consumidores. Los carcinógenos del tabaco alcanzarían el páncreas por reflujo biliar a los conductos pancreáticos. De cualquier forma la relación tabaco y Cáncer de páncreas no es tan firme como sucede con el cáncer de pulmón o el cáncer de laringe, aún siendo el Cáncer de páncreas un cáncer tabacodependiente. 

Dieta: 

El Cáncer de páncreas ocurre más frecuentemente en las poblaciones que consumen la dieta llamada occidental caracterizada por un alto contenido en azúcares refinados, grasas y proteínas de origen animal. Los estudios casos-control han confirmado la relación entre el consumo de dicha dieta occidental, sobre todo al exceso del consumo de azúcar. Además las grasas facilitan la acción de carcinógenos como la aflatoxina y la nitrosamina. Los estudios observacionales demuestran que los pueblos que consumen más alimentos vegetales tienen menos riesgo de padecer esta enfermedad. Con respecto a las vitaminas se piensa que las vitaminas A y C actuarían como sustancias protectoras, como ocurre en otros tumores digestivos. También se ha estudiado la relación entre el excesivo consumo de café y el riesgo de contraer este Cáncer, pero los resultados no han sido concluyentes. 

Enfermedades y cáncer de páncreas: 

Algunas enfermedades están asociadas con cierta frecuencia con el Cáncer de páncreas como la pancreatitis, especialmente la pancreatitis crónica con calcificaciones. Esta enfermedad se ha encontrado en una gran proporción de autopsias de enfermos fallecidos por Cáncer de páncreas. Por otra parte, los mismos signos clínicos de la pancreatitis han sido observados en los enfermos con Cáncer de páncreas. La diabetes mellitus también ha sido asociada al Cáncer de páncreas debido a que en la evolución de muchos de estos enfermos se han encontrado antecedentes de diabetes. Para explicar los casos donde coexisten las dos enfermedades se ha llegado a pensar que la enfermedad tumoral puede provocar la alteración metabólica que provoca la diabetes. Un exceso de colecistitis y cirrosis hepática se ha encontrado en los antecedentes de los enfermos con Cáncer de páncreas. No existe una explicación satisfactoria de esta asociación. 

Alcohol 

El alcohol también es un importante factor de riesgo. Se conoce que éste hábito actúa como factor causal en una variedad de enfermedades digestivas, como los tumores de la orofaringe y del esófago. Se conoce también que el alcohol es un promotor de la carcinogénesis en el laboratorio. Además el alcohol, junto con las dietas grasas, es un importante determinante de la pancreatitis crónica con calcificación, enfermedad que se ha encontrado asociada al Cáncer de páncreas. Pese a todos estos datos los estudios epidemiológicos no han podido demostrar completamente esta relación. 

Incidencia urbana y rural: 

En algunos estudios se ha encontrado una mayor frecuencia del Cáncer de páncreas en los pobladores de zonas urbanas y por lo tanto menor frecuencia entre los habitantes de zonas rurales. 

Factor hereditario: 

Está admitido que la herencia puede estar involucrada en casos ocasionales, pero no se cree que los factores hereditarios actúen en un número importante de casos. Los casos familiares que se han encontrado corresponden sobre todo a Cánceres endocrinos pancreáticos. 

Síntomas del cáncer de páncreas: La detección del Cáncer de páncreas suele ocurrir a través de una ecografía abdominal, en la que se aprecie la formación del tejido neoplásico alrededor del páncreas. Lamentablemente, ello suele ocurrir cuando el Cáncer ya se ha expandido a otros órganos. 

Prevención 

Como un factor clave en la prevención está el de ir regularmente al médico, en especial si alguno de los síntomas anteriormente presentados es encontrado. Se sabe que es muy importante su detección a tiempo si se quiere lograr un avance específico, ya que la tasa de mortandad por dicha enfermedad, si no se tratare a tiempo, es elevada. 

Tratamiento del Cáncer de páncreas 

Es importante recurrir a centros médicos, para ser tratado adecuadamente. Como se dijo anteriormente, el Cáncer de páncreas cuando es diagnosticado, por lo general se encuentra en un estado avanzado, por lo cual el tratamiento depende de si hay o no criterios de resecabilidad como por ejemplo, que no haya metástasis a distancia, que no haya compromiso de estructuras vasculares o de ganglios linfáticos; generalmente para determinar estos factores se realizan estudios con TAC convencional o multiaxial. Otra opción es una laparoscopia exploratoria cuando hay dudas en la resecabilidad. Si hay criterios de resecabilidad generalmente se practica la operación de Whipple. 

Cuando el tumor es irresecable se inicia tratamiento paliativo, para mejorar la calidad de vida del paciente. 

Generalmente el Cáncer de páncreas causa ictericia obstructiva y el tratamiento paliativo está destinado a mejorar la ictericia, para lo cual existen varios métodos de derivación biliar; la elección de cada método depende del criterio médico y de las condiciones del paciente. Por ejemplo, uno de los métodos más utilizados es la colocación de un catéter de derivación percutánea por los conductos hepáticos hasta el conducto colédoco para así realizar drenaje externo de bilis.


Pueden hacer una consulta gratis o pedir toda clase de información que crean necesaria sin ningún compromiso por su parte a:

Dr. En Fitoterapia
José Martínez Cano 
Doctor Honoris Causa
Master Honorario en Ciencias de la salud

Consultas gratuitas y sin compromiso

Desde España 972 319 319
Desde otro país (0034) 972 319 319
Desde los estados unidos (01134) 972 319 319

Por WhatsApp: +34 618 91 88 33

Por medio de este formulario